Patrimonio

Arquitectura Tradicional
Arquitectura Tradicional de Santa Cruz de la Sierra. El granito de la Sierra es el principal elemento constructivo de la población, aunque las pizarras están muy cerca, la mayor parte de las casas de la población eligen la piedra de grano para elevar sus construcciones. El tamaño de las casas denota una clase media muy abundante en la población, buena parte de ellas hacen habitable la segunda planta y pocas presentan escasez de espacios o de...
Iglesia de la Vera Cruz
Iglesia de la Vera Cruz en Santa Cruz de la Sierra. Arte Cisterciense en Extremadura El mito de la cruz verdadera, la de Cristo, corre por todas parte como polvo que lleva el viento. Son muchos los lugares que dicen poseer un trozo de la cruz, algunos de muy antiguo. En Santa Cruz de la Sierra, aunque existe una reliquia del Lignun Crucis, venida hace poco mas de una decena de años, casi que podemos asegurar que antes de ella hubo otra que...
Ruinas del Convento
Ruinas del Convento de los Agustinos Santa Cruz de la Sierra. Antes del Convento, en el lugar se sucedían fenómenos extraños de luces y sombras entre destellos que salían de la tierra o asomaban por la sierra... Incluso el Obispo de Plasencia, sobre el año 1786, tuvo un encuentro con ellas, y tres meses estuvo esperando en el Convento a que Dios le declarara su voluntad. En el pueblo, personas de toda credibilidad aseguraban haberlas visto...

En lo alto del pico de Santa Cruz se conservan restos de un castillo árabe, viviendas y cementerio.  En la misma localidad se halla un arruinado convento agustino del siglo XVII, con la iglesia de mampostería de cruz latina, celdas, claustro y numerosas dependencias. Se conservan restos de pintura mural, con motivos vegetales, geométricos y animados. De los retablos e imágenes que tuviera, sólo se conserva una pequeña imagen en granito de San Agustín, de hacia 1700.  En un lateral de la plaza, se alza el templo parroquial de la Vera Cruz, con aparejo de mampostería y sillería granítica. En la fachada de occidente se abre una portada apuntada muy decorada. El costado sur está precedido de un pórtico de siete arcos de medio punto sobre pilares de sencilla molduración que apoyan en un zócalo liso. Se accede al interior por una portada de medio punto, flanqueada por columnas compuestas sobre plinto; con sencillo entablamento y frontón recto. La torre, con remate piramidal, se alza a los pies del templo. En interior consta de nave única, con cubierta de madera remozada a dos aguas; capilla mayor ochavada con dos tramos de bóvedas de terceletes, en donde se lee la fecha "Año de 1503". A los pies se levanta el coro, con arcos de medio punto enmarcando el central, escarzano; actúan de soporte columnas con capiteles con volutas invertidas y telas colgantes. El templo puede datarse en los inicios del s. XVI. La puerta de la epístola y el pórtico que la precede pueden situarse en los inicios del s. XVII. Se conservan en el templo piezas muebles de cierta calidad artística: el púlpito de granito y la pila bautismal, de principios del XVI, donde aún se observan elementos decorativos góticos. Otras piezas destacables son el retablo mayor del s. XVII y varias imágenes barrocas como la de Santa Rita y la de Nuestra Señora de la Consolación.